10 ways to recharge

10 FORMAS DE RECARGAR ENERGÍA

HIDRATACIÓN

La mayoría de nosotros no bebe suficiente agua (alrededor de 2 - 2,5 litros al día) y además muchos de nosotros abusamos del café o el alcohol que aumentan la deshidratación. Cuando no se bebe agua suficiente, el cuerpo lucha para eliminar los residuos y las toxinas y llevar nutrientes a las células, lo que al final se traduce en una piel con un aspecto pálido y apagado. Nuestro consejo es que en lugar de beber cuando tengas sed (cuando ya estás deshidratado), lo hagas de forma paulatina a lo largo del día. Así que llena una botella grande de agua a primera hora de la mañana y colocala en un sitio visible que tengas a mano. Al principio te costará un poco, pero ya verás como pronto te acostumbras.

SLEEP DEEPER

Dormir mejor no implica necesariamente dormir más horas. De hecho si el fin de semana duermes más de lo que sueles hacer el resto de días, en lugar de estar más fresco conseguirás el efecto contrario. El mínimo de horas de sueño recomendadas para un funcionamiento óptimo es 6 horas realmente reparadoras ¿lo cumples?

Si te levantas cansado aún durmiendo el mínimo recomendado es el momento de plantearte dejar de comer snaks o beber alcohol por la noche porque al aumentar el nivel de azúcar en sangre descansarás peor. Si no alcanzas el estado REM por muchas horas que hayas dormido tendrás signos de cansancio en tu cara y te sentirás menos fresco por la mañana.

RUTINAS ANTES DE DORMIR

Aunque pueda parecer absurdo tener una rutina fija antes de dormir, si tienes problemas con el sueño esto te ayudará a descansar mejor. Estarás preparando mentalmente tu cuerpo para que se apague. ¡Ya verás cómo después de dos semanas notas la diferencia! Elige la que más se adapte a ti: yoga, leer, un baño…

DESAYUNAR COMO UN REY

Las prisas y obligaciones familiares del hogar hacen que muchas personas “pasen” del desayuno. Sin embargo tal y como decía tu madre: es la comida más importante del día. En primer lugar porque te da la energía que necesitas para empezar mejor y porque activa tu metabolismo (pasar del desayuno no te ayudará a adelgazar, todo lo contrario).

UN POCO DE SOL

Aún a pesar del miedo que se ha generado últimamente contra la exposición a los rayos UV del Sol,   es bueno tomarlo unos 10 minutos al día.  El cuerpo necesita vitamina D y la mejor forma de obtenerla es la luz natural. Así que cuando salgas a comer aprovecha un rato del sol, pero eso sí ¡no olvides aplicarte bloqueador!

HACER EJERCICIO

Hacer ejercicio no solo es bueno para tu físico, sino para tu estado anímico también. Si te acostumbras como mínimo a caminar 20 minutos al día, verás como te sientes de mejor humor y estás más activo. Cuanto más deporte hagas, más enérgico te sentirás porque cualquier actividad física incrementa el oxígeno que reciben las células lo que aumenta los niveles de energía.

ELIGE BIEN TU COMBUSTIBLE

Nunca echarías el combustible equivocado en un auto de Formula1, entonces, ¿por qué lo haces con tu cuerpo?  Cuida los carbohidratos que consumes por la tarde porque el ritmo metabólico baja. Te recomendamos que evites los carbohidratos simples: pan, galletas, bebidas con gas, frituras... etc y los sustituyas por alimentos ricos en  fibra o integrales.

TÓMATE UN RESPIRO

Aunque pueda sonar un poco absurdo es importante respirar bien. La mayoría de nosotros tenemos tendencia a hacer respiraciones cortas y poco profundas, lo que al final hace que no llegue bien el oxígeno a todas las partes del cuerpo. El Crossfit que está tan de moda ayuda a mejorar y controlar la respiración. Así que si no tienes tiempo de hacer Crossfit o te da pereza, cuando te notes cansado inspira profundamente y espira despacio. Repite este ejercicio 10 veces, verás como te sientes mejor.

AHORRA ENERGÍA

Si estás leyendo esto por la noche, ha llegado el momento de analizar el impacto de la luz artifical en tus niveles de energía. Igual que la cafeína, la luz artifical es un estimulante que te mantiene despierto. Así que por la noche intenta pasar menos tiempo delante del ordenador, la televisión, el móvil. Aunque no seas consciente tiene un efecto directo en tu nivel de estrés, así que prueba a prescindir de los aparatos tecnológicos y verás cómo te cuesta menos dormir y descansas mejor.

UNA VIDA MÁS ORGANIZADA

¿Tienes tendencia a sentirte estresado o cansado? Espacios desordenados o con demasiadas cosas aunque no seas consciente reducen tu productividad. Ordena tu mesa de trabajo y organiza tu agenda verás como sacas más tiempo para ti y lo más importante: te sientes mejor.